INICIO
Como reservar - Precios
Zonas donde alojarte en La Habana
Moneda en Cuba: El CUC
Informacion - Respuesta a tus dudas

PREPARA TU VIAJE A CUBA

Que llevar en la maleta
Visado y Seguro de viaje
Tramites Aeropuerto y Aduana
Como vestir - Transportes - Comidas

SERVICIOS DE OCIO Y TRANSPORTE

Taxis - Recogida Aeropuerto Habana
Visitas guiadas y panoramicas
Transporte a eventos y espectaculos
Excursiones a provincias y playas
Viajar por Cuba - RESUMEN de servicios

OTROS SERVICIOS UTILES

Alquiler de autos sin conductor
Vuelos internos entre ciudades
Oferta de vuelos a Cuba
Hoteles en Cayos y playas - ofertas

PLANOS DE ALOJAMIENTOS

Plano de situacion de Alojamientos

CUANDO YA ESTES EN CUBA

Donde comer y divertirte
Que visitar en La Habana
Que visitar en provincias

SOBRE NOSOTROS

Te ayudamos en todo momento
Quienes somos - Comentarios
Opiniones y sugerencias
Mapa del sitio

Anécdotas enviadas por los turistas que han visitado Cuba

English French


Mapa de Cuba con distribucion de sus provincias
Cuba es un pais lleno de peculiaridades, en cada lugar, en cada esquina, se puede encontrar algo sorprendente. Invitamos a nuestros amigos y viajeros a que nos manden sus anécdotas sobre Cuba.

Los textos pueden publicarse en otros lugares siempre que se cite la Web de procedencia.

----------------------------------------

1.- La del cine (Por Jose Luis Fernandez, España)

Hay un cine en Vedado que se llama "La Rampa" tomando el nombre popular de esa parte de la famosa calle 23. Mi novia cubana (ahora esposa) y yo teniamos interes en ver una película que alli se proyectaba, así que nos acercamos a ver los horarios de las "tandas".

- A las ocho, señor- nos dijo la taquillera como siempre muy amable. Y como faltaba hora y media subimos la calle para merendar una pizza en "Dinos", pizzas muy ricas, al lado del Yara.Eran las ocho menos veinte cuando llegamos de nuevo al "Cine La Rampa". Ibamos comentando que aun era demasiado pronto. Al cortarnos las entradas, la empleada nos dijo sonriente

- La película ya ha empezado
- ¿No era a las ocho? preguntamos mirando el reloj
- Si, señor, pero es que como ya habia bastante gente, se ha decidido empezar media hora antesCreo que sigo poniendo cara de pasmo cada vez que lo recuerdo.

----------------------------------------

2.- Policia instruido (Por Carlos Lopez, Chile)

Sucedió junto a la entrada del ICRT, los estudios de la Televisión cubana, a una manzana (cuadra que dicen en Cuba) de la calle 23 en Vedado y llovia a mares.

Iba yo con mi chica y nos refugiamos del chaparron en una terraza cubierta de una cafeteria que hay alli. Habia mas gente y tambien un policia, y casi a la vez se refugiaron dos muchachos cubanos que apenas cabian ya bajo el cobertizo.

El policía, seguramente porque empujaron a todos para hacerse sitio, les dijo que circulasen y uno de los muchachos le dijo que como iban a circular si estaba lloviendo y se mojaban. El policia muy serio les dijo que las reuniones en la calle estaban prohibidas, y el muchacho le contestó que no era ninguna reunion, pero que ademas a ver donde ponia que pararse en la calle estaba prohibido.

Entonces el policia, ante el asombro de los que estabamos alli y con toda calma, sacó del bolsillo un librito que supongo seria un reglamento, y con toda parsimonia fue pasando las hojas hasta encontrar lo que buscaba y con cara de triunfo se lo mostró a los muchachos.

Por supuesto que los muchachos se quedaron y alli estuvimos todos apretaditos hasta que pasó el chaparron tropical, hablando y comentando sobre cualquier cosa, como es sana costumbre en Cuba.

----------------------------------------

3.- Ahorita vuelvo (Por Juanito Perez, España)

Era una preciosa mulata y nuestras miradas se cruzaron. Ella estaba en la cola de "Copelia" en La Habana, una de las mejores y mas famosas heladerias del mundo.

La conversación fué fluida desde el principio, como siempre ocurre en Cuba, la chica encantadora, simpática, graciosa. Nos fuimos a tomar un refresco allí cerca y el tiempo pasó volando. La muchacha me dijo que se le habia olvidado que tenia que hacer algun recado, yo insistí en seguir en su compañia pero tuvimos que separarnos, no seria por mucho tiempo.- "Ahorita vuelvo" fueron sus palabras al despedirse. Y yo pensé que era cuestion de un instante, asi que alli me quedé sin moverme, esperando durante horas y desesperandome por lo que entonces consideré informalidad.

Ha sido mucho despues cuando he aprendido que el "ahorita" cubano, no significa inmediatez en modo alguno, sino que es una medida de tiempo relativa pero que puede oscilar entre una y tres horas. "Ahora" si es inmediatez, pero "ahorita" es como decir despues, mas tarde, dentro de unas horas.

----------------------------------------

4.- Taxistas - 1. (Por Luis Carlos Amador, Argentina)

Los taxistas cubanos quizás sean uno de los gemios que mejor reflejan la picaresca cubana. Esta anecdota quizás no tendria sentido si antes no aclaro que algunas casas particulares, a fin de nutrirse de clientes, bonifican con un estipendio al taxista que les lleva un turista para alojarse en su casa. Esto me ocurrió hace años, en mi primer viaje a la isla. Cuando llegué al aeropuerto, en vez de salir a la puerta y coger un taxi oficial, acepté el taxi que me ofrecia un desconocido, le di el nombre de la propietaria, Juanita, y la direccion de la casa donde debia hospedarme. Cuando llegamos, llamó a una casa, preguntó por Juanita, salio una señora y le dijo "Juanita, aqui esta el huesped que esperaba". Juanita me atendio amable, me ofrecio cafe y me alojó con toda amabilidad. Solo al dia siguiente me enteré de que no se llamaba Juanita y que la dirección no era la que yo le habia dado al taxista.

----------------------------------------

5.- Taxistas - 2 . Por Gonzalo Gomez (Mexico)

Yo llegué a La Habana, tomé un taxi y me tocó el gracioso. Cuando le dije el nombre y direccion de destino me dijo que el dueño de la casa era amigo suyo, que casualidad, y que esa misma mañana habia fallecido de un infarto, pobrecito. Incluso creo que se le empañaron los ojos.Despues de hablar de lo poco que somos y la liviendad de la vida me llevó a otro alojamiento. Solo cuando al dia siguente llamé a donde iba para dar el pesame a la dueña me enteré de que no habia fallecido el dueño, ni siquiera por haberse pasado media noche esperando mi anunciada llegada.


Aviso Legal - Política de cookies
Todos los derechos reservados @ www.alojamientosencuba.com 2007-2016